sábado, 11 de noviembre de 2017

Pelando al cerdo



Como os comenté hace unos días y aunque sé que estas fotos pueden ser repulsivas os quiero mostrar la forma en que me deleitaba pelando al cerdo en los comienzos, para poder pasearlo por las playas nudistas, haciendo honor a su especie.



Para ese menester me recomendaron una crema depilatoria que debía ser aplicada sobre la piel del animal con la precaución, de no tenerla en contacto más de 4 ó 5 minutos, yo opté por dejarla más o menos sobre el doble de tiempo para asegurarme de que cumpliera bien con su cometido de dejar sin ningún pelo al puerco.



El pasarme de tiempo tuvo como consecuencia que la piel de Porky se tornara roja debido a las quemaduras producidas por dicha crema, se puede apreciar en alguna de las fotografías el resultado de esa doble exposición, como consecuencia de eso, el pobre borrego estuvo sin poder tomar el sol varios días.



Mientras la crema hacía el efecto que yo deseaba y cuando ya pasaba del tiempo recomendado, el animal empezó a quejarse de escozor o quemazón, a mi eso me daba igual lo único que me preocupaba no era otra cosa que dejarlo con la estética que a mi me apetecía que no era otra más que la de asemejarlo al máximo a un puerco de piel rosada, por eso me dirigía a él con desprecio y sin ninguna compasión diciéndole,  - Jódete, a los cerdos en la matacía los escaldan con agua hirviendo y yo contigo he sido más cuidadosa, así que no te quejes pedazo animal.
Con frases similares a esa el bicho se comportó y aguantó todo el tiempo que yo quise.



La depilación con esa crema, dura bastantes días, así que con su uso, consigo poder lucirme por la playa durante todo el verano paseando al manso con su aspecto atocinado, dos pasos detrás de mi como corresponde a un ser tan vil.



Actualmente para depilarlo de forma más duradera lo llevo a un salón regentado por chicas orientales que le aplican láser por casi todas las zonas de su grasiento cuerpo.
Os pido perdón por estas imágenes tan asquerosas de un ser tan sumamente despreciable y grotesco.



Sirvan también estas fotos para que los posibles amantes que deseen follar y humillar a un puto animal, contemplen el género y sepan a que atenerse ya sabéis que disfruto contemplando una sesión zoofílica entre macho corneador y cerdo seboso.








13 comentarios:

  1. Realmente repugnante señora lo de su cerdo, por cierto felicitenlo de mi parte ya que hoy es el día del cornudo 11-11 http://misionesonline.net/2017/11/11/hoy-se-conmemora-dia-del-cornudo-historia-festejos/ .Me gustaria saber si puede ser donde duerme habitualmente su bestia ya que dudo duerma con usted. Gracias Ama Dana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno, amigo no sabía que existía un día dedicado a los putos cornudos, es gracioso, pero está muy bien que tengan una fecha donde conmemorar su triste y vejatoria condición.
      El perro de porky, tiene una colchoneta donde puede reposar sus carnes sin molestarme a mi para nada.

      Eliminar
  2. Un cerdo en toda regla, como dices amiga Dana.Pero hay un detalle ha llamado mi atencion: un cerdo usando chanclas.Resulta tragico,comico y patetico que un animal de granja que mueve a 4 patas por la mierda y el fango use calzado.Intenta ser persona,y solamente es un cerdo.Sobre lo ultimo que has dicho, de los posibles amantes que deseen follar y humillar a un puto animal,te confieso una cosa (que ya sabes muy bien) ,que estare encantado de protagonizar ,junto contigo en este caso o como se decida segun las circunstancias y con fisico recuperado totalmente para la ocasion,una sesion zoofilica como dices, pero de castigo en esas tetillas carnosas,dandole a chupar un poco de rabo de macho, y regandolo con meadas.Y si es buen fotografo podremos darle la leche con una cuchara.Ya conoces mis vicios.... Saludos amiga. Dom Latex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya conozco tus perversas ideas y sabes que en su mayoría son de mi agrado.
      Las chanclas tienen una razón y es que sin ellas y con la crema por todo su corpachón las patas le resbalaban y como comprenderás un cerdo desnucado me sirve de muy poco, yo necesito un puerco muy vivito para cumplir mis caprichos.

      Eliminar
    2. Me ocurre lo mismo, tus perversas ideas me gustan, y disfruto compartiendo nuevas ocurrencias para aplicar al ganado porcino, al igual que disfruto enormemente siguiendo las evoluciones de este blog. Lo que comentas sobre el cerdo usando calzado, es mas que logico: un ejemplar de esta magnitud hay que cuidarlo,pues su cometido es satisfacer tus deseos mas primarios y tus vicios perversos.Es una dicotomia,verdad? Los Dominantes, tenemos un cerdo o guarrona, para satisfacernos,para aplicar nuestras perversiones,humillaciones y praticar vicios,pero al mismo tiempo, hay que cuidar a esa sumisa o sumiso,pues nos permite un disfrute maximo,dificil de igualar con otras relaciones.Bravo! te admiro por poseer un cerdo,disfrutarlo como tu deseas, y al mismo tiempo mantenerlo cuidado.En esas dos situaciones se nota la mano del dominante,pues se ejerce dominacion por igual: cuando lo usas y castigas y cuando lo cuidas diciendole , eres mi cerdo. Me ha gustado mucho tu respuesta,porque me ha proporcionado ideas para un nuevo articulo.Saludos amiga.

      Dom Latex.

      Eliminar
    3. Coincidimos en bastantes de nuestras perversiones, y así mismo entendemos que cuando tenemos la suerte de disponer de juguetes humanos para satisfacer nuestros instintos también debemos de cuidarlos para que nos duren, ya que maltratando en exceso esos objetos podemos pasarlo muy bien pero al final podemos romperlos y quedarnos sin ellos, así que siempre hay que ver de que material están creados para poder calibrar bien su resistencia y no pasarnos.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ciertamente repugnante el cerdo-ciervo

    estoy deseando ver como disfrutas con mis ocurrencias para la bola de sebo,

    besitos Ama,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola c, te aseguro que to también estoy deseando saber y disfrutar de esas ocurrencias tuyas para con el mierda cornudo.

      Eliminar
  5. Hola Dana, he estado un tiempo con pocas posibilidades de poder comentar las aportaciones de tu blog como sabes que me gusta hacer, aunque por supuesto siempre he podido revisarlas y disfrutar con tus excitantes experiencias y fotos y, por supuesto, que la humillación del perricerdo.

    Lo que podemos ver en esta nueva aportación es algo, como tú dices, que produce cierta repulsión, pues contemplar un engendro así sólo puede producir dos cosas: o ganas de vomitar o de disfrutar con su humillación y burla. Yo personalmente ya sabes que siempre soy partidario de la risa y el buen humor, más teniendo en cuenta tu finísimo e inteligente sarcasmo y tu capacidad para ridiculizar al puerco cornudo provocándonos carcajadas, a la par que pones nuestras pollas bien duras.

    La verdad es que ya ahí se iba notando cómo tu labor de atocinamiento de la maricona porcina estaba dando resultados y su fisonomía animal ya iba asemejándose muy mucho al del gorrino pichacorta que es, lo que sumado al sonrosado tono que le hiciste coger con tus técnicas depilatorias llevarían a todos los bañistas de las playas donde sacaste a pastorear al manso cebón a pensar que tenías un cerdito por mascota (estaban en lo cierto realmente). También quiero hacer hincapié, una vez más, en los cojonazos de la Mari Puri eunuca, ya que ver cómo cuelgan esos vacíos cojonazos, con ese mini apéndice que es su pilila, produce aún más ganas de darle un buen escarmiento al soplapollas del otrora registrado como tu marido, hoy felizmente mascota cornuda. Si serán gordos (e inservibles) sus cojonazos que casi tapan su coño, pero no hay problema en ese sentido, pues la gorrina sarasa ya hace todo lo posible por ofrecerse, cumpliendo tus acertadas órdenes, tal y como vemos en las fotos con que nos obsequias.

    Muchos besos, Dana, y un buen escupitajo a Bobo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido delfy, cuanto tiempo sin saber de ti, me alegro de tenerte de nuevo por el blog.
      Entiendo perfectamente tu repulsión al contemplar el cuerpo fofo y grasiento del cerdo que me tocó en suerte en la tómbola de la vida, son imágenes crudas de digerir, pero trata de borrarlas de tu mente como hago yo, sobre todo a la hora de la comida.
      Una vez pelada la puta cerdita, queda sonrosadita y muy cuqui, sobre todo con el triangulito que le dejo encima de su pequeño clítoris, es una imagen muy original en la playa nudista para los bañistas que en muchos casos se le quedan mirando de una forma descarada, causa cierta extrañeza ver una cerda con andares de puta toda pelada salvo ese triangulito coronando el pequeño apéndice y debajo colgando esos inútiles cojonazos casi secos de leche.
      besos

      Eliminar
  6. Que pedazo de cerda !!
    Esta perfecta ...para prepararla bien sujeta en la cachera y meter dentro del habitaculo un cerdo muy cerdo como yo...jajaja...para que la monte y la deje preñada.
    Un saludo con mucho respeto Señora.
    El cerdo Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un espectáculo digno de ver, la cerda gorda amarrada del cuello a una anilla y otro cerdo como eres tu montándola y babeando de placer, no me importaría nada poder ver esa escena.

      Eliminar