viernes, 20 de abril de 2018

Mini cinturón de castidad


En estas fotos que hoy os pongo, os muestro el segundo cinturón de castidad casero que confeccioné para Porky, en el primero que ya os mostré, la colita le quedaba bastante holgada en su interior y como consecuencia de ello, el   sufrimiento o castigo resultaba mínimo para el cornudo, como podéis suponer eso me causaba nula satisfacción, así que usando un pequeño tapón le hice este artilugio mucho más apropiado para él y para su control como proyecto de hombre.




Para enclaustrarle el penecito dentro de ese minúsculo receptáculo, tenía primero que aplicarle hielo en la pollita hasta conseguir reducirla a la mínima expresión, una vez bien encerrada dentro del pequeño tapón solo quedaba asegurar las cadenas con los candados quedando de esta forma totalmente anulada.




Para asegurarme de que funcionaba perfectamente lo ponía como lo podéis ver con su braguita de volantes que le había comprado unos días antes y me dedicaba a darle pequeños pellizquitos en los pezones o a mamárselos, consiguiendo excitar al cerdo al máximo, ya que la muy maricona tiene las tetas muy sensibles como una buena puta.




Con esa manipulación sobre la carne del animal hacía que su pollita se pusiera dura, pero al estar tan comprimida dentro del pequeño receptáculo, conseguía que ese amago de placer se convirtiera en sufrimiento anulando su pequeña respuesta como hombre y creándole tremenda impotencia.














6 comentarios:

  1. Otra gran muestra de perversion llevada hasta un punto bastante sadico.Sinceramente, el sadismo extremo no es algo que me atraiga demasiado,pero no puedo negar que me gusta sacar ese lado sadico de vez en cuando, y lo que hoy nos muestras es algo con lo que me siento identificado: hacer a tu sumiso/a, o esclavo/a lo que quieraas, castigos incluidos como es este caso.Otra cosa que me ha gustado y con la que tambien coincido es el fabricar tus propios elementos para el castigo y la inmovilizacion.Como te comente en una oasion es algo que tambien llama mi atencion, y ya tengo varios proyectos empezados, aunque van con algo de retraso pues la vida laboral manda sobre la vida pervertida (como nos ocurre a la mayoria),pero dentro de muy poco veran la luz en mi blog, y estare encantado de comentar contigo, y con quien muestre interes por esos diseños ,las posibilidades que pueden tener esos aparatos en sesiones.No son solamente elementos grandes,tambien estoy trabajando en pequeños "ingenios del dolor" , pues creo que son incluso mas morbosos por el castigo que puede proporcionar un pequeño aparatito,como muy bien nos has mostrado en esta nueva entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querido amigo y cómplice en perversiones, yo tenía infinidad de ideas para construir elementos de dominación y castigo, pero la dificultad de tener las herraminetas apropiadas para construirlos me hizo desistir en llevarlos a cabo, aún así alguno como pudes ver conseguí elaborar.
      Actualmente si veo alguno por internet que me apetece tener, hago que el puto perro pague el juguetito que servirá para su posterior sufrimiento y degradación.

      Eliminar
  2. Estimada Dana. Sólo puedo admirar su cuerpo y desear que su cornudo la obedezca y se humille como el cerdito que va siendo. Estupendo el aparatito que le pone en su minipolla y paso a indicar a mi Ama que yo como perrita me gustaría llegar a ser usada como tal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sé perrita maricona, sé perfectamente como te gustaría ser humillada y sometida como la cerda asquerosa que eres y estoy segura también de que tu condición de poco hombre pide a gritos ser enclaustrada en un cinturón similar al que lleva mi cornudo.

      Eliminar
  3. Para lo que le sirve, mejor bien encerrada.

    Un placer admirar tu cuerpazo de hembra de verdad. Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola c, como pudiste comprobar ayer, ya ves para que le sirve la pollita al perro cornudo de Porky.
      Me alegra saber que sacaras una buena impresión de mi, yo me lo pasé bien a pesar de las dificultades por tener cerca gente y por lo estrecho del lugar.

      Eliminar