sábado, 15 de julio de 2017

Proceso del cambio - 8.ª parte (Nace Porky)



Al llegar al piso de la cita que nos había recomendado D. Jorge, nos recibieron muy bien y nos invitaron a pasar al interior.



Entramos mi esposa y yo, siguiendo a la señora, detrás iba Dana en tercer lugar yo y en cuarto el esposo de ella, cuando íbamos por el pasillo, una vez cerrada la puerta, de pronto y sin previo aviso escuché un golpe sonoro al mismo tiempo que una fuerte palmada impactó en mi culo, me quedé atontado y en estado de shock, sin comprender lo que ocurría. Mi señora con el ruido volvió la cabeza para ver lo que pasaba sin comprender muy bien lo que había sucedido, entonces con gesto serio y bronco al mismo tiempo me dijo él,

- Yo soy Amo Kun y todo sumiso que entra en mi casa nunca ha de mirarme a los ojos, ni a mi, ni a Dona (fue pura casualidad la similitud de nombre con el de mi esposa) y mucho menos a su Ama, en caso de tenerla ¿ Lo has entendido?, ve detrás y síguenos.

- Si, Don Kun, dije bajando la vista y con un fuerte escozor en el culo.

- ¿Don Kun?...., anda que no eres tonto, aquí nos tratarás a todos como Amo u Ama por supuesto a Dana también, con más motivo.

- Si lo entiendo, como diga, Amo Kun -contesté con premura

- Bueno Dana, siéntate por favor, ya nos ha contado Jorge, lo que pasó la otra noche, nos ha enumerado también las cualidades de esto que tienes por marido, ahora solo me falta saber ¿Qué es lo que quieres que hagamos por ti?




- Pues la verdad....., no lo sé muy bien,. Lo que pretendemos es evitar que si alguna vez se diera una situación similar a la que sucedió la otra noche, cosa que no creo que vuelva a ocurrir, mi marido no lo pase tan mal como lo pasó, ni me haga sentir culpable.

- Entendido, me parece perfecto, tu lo que quieres es que adiestremos a tu marido y al mismo tiempo te enseñemos como debes guiarlo en el sentido adecuado ¿Es así?

- En cierto sentido...., ¡SI!, eso es lo que me gustaría conseguir y aprender,

- Vale, genial, aclarado esto y sabiendo los fines que perseguimos todos, vamos a proceder a reeducarle como la clase de persona que queremos conseguir.

- Como ya tendrá vicios de comportamiento muy acentuados y arraigados, habrá que corregirlo con mano firme, tu Dana relájate y no te asustes por nada de lo que veas, limítate a disfrutar, trata de ver lo que aquí ocurra como un juego, más o menos se le puede considerar así, aunque a veces pueda parecer un poco duro; ten en cuenta que todo este proceso es muy beneficioso para el futuro comportamiento de él y además vuestro matrimonio mejorara ostensiblemente desde el momento que consigamos nuestros fines, ten por seguro que de como tu te comportes dependerá el éxito del tratamiento, ¿empezamos?




- Vale, me parece bien, estoy dispuesta a aprender y fijarme en todo lo que hacéis.

Amo Kun, se dirigió a mi de forma autoritaria.

- ¡¡Tú de pie!!, entrégame el tributo de 80 euros, para poder comenzar con tu aprendizaje y mostrar a Dana, como debe actuar en lo sucesivo...., después te quitas la ropa y esperas, quiero que te muestres obediente y las cosas irán bien para ti....... si dudas o te niegas a algo de lo que yo te ordene se te pueden poner la situación muy fea y eso no es lo que queremos ¿Verdad que no?.

Afirmé con un movimiento de cabeza y le di el tributo acordado, luego me desnudé avergonzado dejándome el calzoncillo puesto, mi señora observaba con curiosidad extrema, mientras yo me ponía rojo de impotencia, al tener que estar mostrándome delante de ellos en ropa interior.


Se levantó Ama Dona, se quitó la bata dejando ver que debajo llevaba puesta una ropa bastante erótica, dio una vuelta a mi alrededor observándome, luego se encaró conmigo y me dijo imperativamente

- ¿Que te ha dicho Amo Kun? ¡Te ha ordenado desnudarte y eso significa totalmente! ¡QUITATE ESO!

Levanté la mirada y me soltó una fuerte bofetada

- NO me mires a los ojos inútil, aprende a comportarte, cuanto antes lo hagas menor será el castigo.

- Si Ama Dona, perdón, lo siento

- Bien lo primero es aconsejable ponerle un nombre adecuado a su proceder o a su físico, ¿A que clase de animal crees que se asemeja? dime Dana

Mi esposa encogió los hombros sin dar opinión alguna.



Ama Dona entonces me cogió la colita que la tenía encogida debido al fuerte temor que estaba pasando y con gesto despectivo continuó,

- A un caballo o un burro, obviamente no va a ser, ja,ja,ja, ja

- Obviamente, ji,ji,ji, -soltó una risita nerviosa mi esposa



- ¿A un perro?, tendría que ser un caniche, -prosiguió Dona

- Está un poco visto, aunque no le iría mal del todo - interpeló Amo Kun

- ¿A un toro o un carnero?

- Por la magnitud de los cuernos podría ser, pero de bravura por lo que tengo entendido, se queda muy escaso

- Yo mirándolo bien, por la panza que tiene y su cara regordeta, lo compararía más con un cerdo ¿Cómo lo ves Dana?




- No sé.....puede ser divertido....Me parece bien, ja,ja,ja, porque además anoche lo puse de guarro y cerdo hasta arriba, pero ahora mismo no se me ocurre ningún apelativo adecuado.

- Espera Ama yo tengo listas con nombres para poder elegir, mira esta puede ir bien, te digo a ver si te encaja alguno...., Gorrinín..., Puerco..., Peggy.., Babee.., Choncho..., Porky..., Lechón...,

- El de Porky, está bien...., si me gusta....., Porky, suena gracioso ¿No os parece? es divertido.



- Vale pues confirmado, desde hoy atenderás al nombre de Porky, siempre que se te llame, arrodíllate cerdito, ven Dana, acércate. Vamos a proceder a la ceremonia del bautizo, nos gusta que las cosas sean muy formalizadas.

Me puse de rodillas tal y como me ordenaron, con la vista baja y tratando disimuladamente de ocultar mis vergüenzas, ellos tres se pusieron delante de mi como si de una ceremonia oficial se tratara.




- Desde este momento y por el poder de Amos que la naturaleza nos ha otorgado procedemos en este instante, a imponer, el nombre de Porky a este ser de baja categoría, reafirmándolo con nuestros fluidos corporales, cierra los ojos, levanta la cabeza y abre la boca Porky, vamos a escupir dentro de tu porcino cuerpo, primero Ama Dona, un escupitajo, luego yo de la misma forma y por último Ama Dana, escupirá dos veces en tu cavidad bucal, al final y para confirmar tu nuevo nombre tragarás todo el contenido de tu boca, cuando termines de ingerir lo en ti depositado, deberás darnos las gracias, por haberte transmitido la esencia de nuestro dominio sobre ti y con ese gesto de sumisión por tu parte y diciéndonos quien eres por tu nuevo apelativo, quedarás bautizado para siempre con ese nombre de sumiso, procedamos a la ceremonia.

Sentí caer la saliva de ellos en mi boca y luego al final con muchísima aprensión, tragué aquella mezcla viscosa que llenaba mi garganta, produciéndome naúseas.

Me dieron un papel para que lo leyera y firmara, comencé la lectura de aquello que me parecía una broma de mal gusto y pensando para mis adentros de autoconvencerme que todo terminaría cuando nos fuéramos de allí,

- Mi nombre de esclavo desde este momento es Porky, y doy las gracias a mi Ama y Señora Dana así como a los Amos Kun y Dona que han participado en la ceremonia oficial de mi bautizo, sellando este hecho al haberme pasado los fluidos de sus dominantes bocas.



- Bien hecho Porky. Bueno Dana, como ves vamos adelantando, espero que estés disfrutando.

- Si..., me resulta extraño y no fácil de comprender, pero no me disgusta lo que estoy viendo y oyendo.

- Porky, antes de empezar te vamos a inspeccionar, ¡EN PIE!, Dona, revísalo a ver que clase de cerdo tenemos,

- Veamos, ¡¡¡Abre la boca y saca la lengua, bien afuera!!!.

Me hurgó en la boca con los dedos al igual que si fuera una bestia de carga, luego me dobló las orejas y las estiró para ver la elasticidad, después me sujetó los párpados y me dio varios destellos con una potente linterna para ver como aguantaba la luz, me metió los dedos en la nariz subiéndomela hacia atrás, me imagino por las risas de ellos tres, que daba la sensación de ser como el hocico de un cerdo, luego me fue dando pellizcos en la tripa, muslos, comprobando la grasa corporal, según ella. Continúo un buen rato con todo ese vergonzante manoseo por mi cuerpo y al finalizar habló Dona,

- Como hombre estarías gordo, pero siendo cerdo, estás algo famélico, te aconsejo Dana que lo alimentes como lo harías con un gorrino, si no recuerdo mal creo que les dan una mezcla de salvado con patata, bien revuelto, esa masa hace que cojan peso y se pongan bien rollizos y sonrosados, ya me informaré y te diré como prepararlo, te resultará interesante verlo aumentar de volumen, hasta conseguir un buen ejemplar; a ver guarro agáchate y relájate, cógele los mofletes del culo y ábrelos, bien,

- Mira Dana, lleva impresa la mano de Kun en el trasero, si te fijas casi se pueden ver las huellas, ja,ja,ja, ¿Le pesa la mano al Amo, verdad gorrino?

Ya lo creo que le pesaba, me había dejado sin voluntad desde que me administró la fuerte palmada, ahora me tenían en el suelo a cuatro patas y se estaban mofando de mí, mostrando el agujero del culo,

sacándole faltas y riéndose.



- Que guarro, cuanto pelo, lo tienes que llevar a depilar Dana, a ver que le meto el dedito, uuyyy que cerrado está, vamos a tener trabajo para dejarlo en condiciones asequibles, estira un poco hacia los lados y ábrelo más, voy a intentar introducirle dos dedos sin desgarrarlo.

Escupieron en mi culo e hizo fuerza para meter el segundo dedo, el dolor era muy fuerte y comencé a gemir.

- ¡¡Ay, ay, ay!!..... por favor me hace daño Ama, no aguantoooo, por favor, Ama por favoooor.

- ¿Que no aguantas?...., lo primero entérate bestia, los cerdos no hablan, solo gruñen, vas a aprender la lección puerco de mierda.




Me dejaron en el suelo a cuatro patas, ellos se incorporaron y vi con terror como cogían dos cañas de bambú finas y empezaron a darme con ellas en el culo y piernas se alternaban los dos, no sabía de donde me venían los golpes solo sé que me dolían mucho, oía el silbido de la caña al surcar el aire, me iban pegando varazos que laceraban mi piel mientras me decían,

- ¡¡Venga.... avanza guarro!! busca la porqueriza, cuanto antes la encuentres y te metas en ella antes terminará tu castigo,

Me llevaban por el pasillo, corriendo a cuatro patas con la cabeza baja, si me equivocaba de habitación, arreciaban los golpes, yo iba como podía, eludiendo los varazos y me tropezaba contra alguna mesa, silla, etc. el dolor y el miedo me cegaban, sin darme cuenta me metí en un pequeño cuarto estrecho en el que había útiles de limpieza, trapos, escobas, cubos, etc.,etc. al ser tan estrecho, quedé medio encajonado entre una pequeña estantería y una fregona, el dolor de los golpes me impedían pensar con claridad, traté de girarme para salir, pensando que de esa forma me libraría del castigo, lo conseguí haciendo que cayeran unos recipientes de la estantería, los amos eran implacables y con aquella posición conseguí que las cañas de bambú se estrellaran en la nuca, cabeza y un par de veces en mi nariz y boca, ocasionándome tal dolor que pensé desmayarme, salí con estropicio al pasillo de nuevo y de pronto en una de las habitaciones del fondo vi una jaula abierta y pensé que sería mi salvación, corrí trotando lo más rápido que pude y me metí en su interior, era muy reducida pero los golpes pararon, entonces le preguntaron a Dana que venía detrás de ellos observando lo que me estaban haciendo (yo diría que bastante divertida por la expresión de su cara).




- ¿Que te parece, va todo bien?

- Si, si, todo bien....., pero no sé si mi marido está de acuerdo, nunca había visto algo así, estoy alucinada, pero me parece bien lo que veo.

- Acostúmbrate a llamarlo por su nombre de puerco y verás todo más lógico; ahora cerramos la puerta de la porqueriza y lo dejamos que repose y vaya asumiendo su condición, mientras nosotros nos tomamos un cubata en el salón y charlamos un poco, pero antes vamos a dejarlo en condiciones, mira ese cuenco que hay en ese rincón, es del perrillo que tenemos en la terraza, como aún tiene agua pónselo y que beba, que te lo agradezca, estará muerto de sed.

Me parecía mentira que Dana dijera que le parecía bien lo que estaba pasando, comprendí que tenía poca escapatoria si confiaba en que ella me ayudara. El culo y las piernas me ardían doloridas, la cara me daba la sensación de haberse hinchado y en el pecho sentía ahogo por todo el esfuerzo efectuado, vi entonces, como cogió el sucio cuenco y me lo puso al alcance de la boca, se veía algún que otro pelo del perro que allí había bebido, pero yo tenía la boca pastosa y muy seca, necesitaba beber y lo hice olvidándome de que allí había metido el hocico otro animal.

- Gracias Ama

- ¿Cómo que gracias? No tienes memoria, yo te enseñaré cerdo desobediente -dijo Amo Kun enfadado

Metió la mano por detrás entre los barrotes de la jaula, me cogió los cojones y tiró de ellos consiguiendo que mis piernas salieran fuera de la jaula hasta que mis muslos chocaron con las barras metálicas, mis huevos también quedaron fuera bien sujetos por su manaza, entonces Dona cogió una cinta o cuerda y los ató, mientras el tiraba de ellos, dando varias vueltas en la base, los anudó a la parte de arriba del enrejado bien tirantes, luego abrieron la jaula, se agachó y me colocó un collar rojo de perro, alrededor del cuello, pasó una cuerda por él y lo ató a las barras de arriba haciendo que mi cabeza quedara erguida pegando contra el techo de la pequeña prisión, de esta manera quedé en posición de cuatro patas a semejanza de un animal, sin poderme mover a riesgo de quedarme castrado de por vida, lancé una mirada suplicante hacia Dana, pero en su cara no vi compasión solo pude adivinar un gesto de sádica indiferencia, mientras los testículos me dolían enormemente.



- Remoja este pan en el agua y dáselo en la boca a trozos pequeños, en cada trozo, el cerdo te dará

las gracias en el lenguaje porcino que es el que le corresponde emplear.

- Vi como Dana divertida, hacía lo que le dijeron y me acercó con cara maliciosa un trozo de esa masa a la boca, lamí el pan de sus dedos y entonces noté un fuerte pinchazo en los testículos, a pesar del dolor entendí lo que querían de mi y gruñí, lo mejor que supe.

- Goooooooinnng

- Ve dándole más trozos...., a cada gruñido le metes otro, vamos a conseguir que esto le quede grabado en la memoria para siempre, cuanto más porcino se muestre antes acabaremos la lección.

En un movimiento que hizo Dona, pude ver con el rabillo del ojo que llevaba en la mano una aguja de las de hacer punto, un escalofrío recorrió mi cuerpo y empecé a sudar como lo que en ese momento me sentía, un cerdo.

Los trozos de pan eran puestos una y otra vez en mi boca, cada vez los comía con más afán. Aquellos pinchazos en mis sujetos y expuestos huevos eran terribles, el dolor me nublaba la vista, cada vez que comía, los gruñidos iban en aumento, yo esperaba que gritando más fuerte me dejarían de martirizar antes, llegó un momento que sentí como mi cuerpo y mente se abandonaba a mi suerte, era tanto mi padecimiento que incluso los trozos que acercaba mi Ama a la boca, los comía como si fuera un guarro auténtico, haciendo un ruido similar al que producen los gorrinos al tragar, parece que eso les dejó satisfechos y por fin pararon el suplicio, yo quedé sudando, jadeando y bien amarrado a la jaula.

- Goooinng, goooingg, gggggggooooooooooiiiingg, GOOOOOOOOOIINNNGGGGGGG.

- ¿Has entendido bien lo que queremos de ti?

- OOOINNNNGGGG, OOOOOOINGGG -afirmé con la cabeza y gesto

- Bien ahora descansa como puedas cerdito, esto solo ha hecho que empezar para ti, luego volvemos y seguimos con tu educación, verás que cambiado saldrás hoy de aquí, nos darás las gracias al finalizar, te darás cuenta que todo lo hacemos por tu bien, ja,ja,ja, ¿Verdad Dana?

Mi esposa tenía un semblante raro al mismo tiempo que un gesto de aprobación

- Quizá me está pareciendo un poco fuerte, pero por otra parte parece que Porky es consciente de lo que pretendéis enseñarle y lo admite bien

Yo pensé para mis adentros -¿Cómo me voy a negar con todo el dolor que me aplican? ¿Pero como no se da cuenta Dana? -No podía quejarme por el riesgo de ser torturado de nuevo, así que pensé "mejor aguantar, que pronto nos marcharemos". 

Salieron los tres dejando la puerta cerrada y apagando la luz. Allí me quedé en aquella dolorosa y humillante posición a oscuras, sin poder moverme lo más mínimo, me caían por el cuerpo gruesas gotas de sudor, notaba los cojones doloridos e hinchados y algo escurría de ellos yo pensé que podía ser alguna gota de sangre, el dolor y castigo que me habían asestado había sido duro y cruel, no sé cuanto rato pasó, solo sé que los brazos me temblaban y el cuerpo tan apenas aguantaba mi peso, pero tenía que hacerlo como fuera si no quería ver mis cojones separados de mi cuerpo, no paré de pensar, quería razonar porque estaba allí, que es lo que había hecho mal, trataba en mi mente de justificar a Dana, culpándome yo por no haber sabido servirla como hombre en todos los años de casados y jurando en mi interior que mi comportamiento con ella cambiaría en lo sucesivo (No tenía ni idea de cuanto).

De pronto escuché que venían y no pude evitar alegrarme a pesar de lo que podía suceder a continuación, pero en aquel momento estaba que me doblaba y temblaba por mi integridad física.

- ¿Qué tal Porky? se te ve buena cara, ¿Quieres que te saquemos?

- OOOINNNGGG, OOOIINNNGGGG,

Bien, bravo, muy bien, aplaudieron y rieron los tres, me sentí feliz por haberlo hecho bien, dieron la vuelta por detrás de la jaula y oí que le decían a Dana,

- Ves lo que te decíamos, mira que pichinita tiene, este engendro, está claro que iba para niña y se quedó a medio camino, tiene huevos de burro, pero cuando estaba desarrollando la colita, a la zorra de su madre le darían algún pollazo y del susto a esta mierda se le metió para adentro y has tenido la mala suerte de adquirirlo tu en propiedad. Le tenías que pedir una indemnización a su mamá por proporcionarte un ejemplar en este estado, normalmente los especímenes de este tipo suelen salir maricones, algunos no lo saben pero si se les administra el tratamiento adecuado acaba saliendo de su interior la nenita que llevan dentro, de momento, lo vamos a vestir de putita y vamos a proceder a conseguir una buena dilatación anal, que tu tendrás que ir continuando en casa, para conseguir de esa forma, una buena abertura utilizable para posibles juegos en el futuro con algún macho que le apetezca ir más allá y abusar de ella, o tu misma puedas hacerla tuya y someterla con una buena polla

de goma o un calabacín.

Hablaban de mi en femenino, a mi ya todo me parecía bien y me daba igual, yo solo quería que me dejaran salir de esa claustrofóbica jaula, ya no aguantaba más.

Por fin me soltaron y entre risas y gritos me colocaron una braguita y un sujetador rojo, me extrañó que no me sentí mal con esas prendas puestas, me hicieron que me moviera delante de ellos exhibiéndome y después me ordenaron ponerme a cuatro patas de nuevo, entonces Amo Kun le dijo a mi esposa,

- ¿Quieres que hagamos fotos como recuerdo de esta primera vez?

- Me parece muy bien, será un buen recuerdo y servirá para hacer que no olvide nunca este día.

Entonces Dona, se agachó detrás mío, escupió dos veces en mi agujerito y empezó a hurgar en mi interior.


6 comentarios:

  1. Buenos días Dana, ufff genial la iniciación de porky como cerdo, como todas las anteriores entradas las he leído con una mezcla de expectación y excitación, yo diría que a partes iguales.
    Como porky va aceptando su condición y también como tú vas aprendiendo dejándote llevar y descubriendo tu condición de AMA y disfrutando de ella.
    Espero impaciente llegar al momento en el que llegas ya a tu plenitud como dómina y empiezas a usar y disfrutar no solo de porky si no de los demás hombres.
    Besos y no me hagas esperar mucho por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola masteralb, gracias se nota que has disfrutado como disfruté yo del adiestramiento de mi marido (Ahora Porky), para llegar a entender lo que yo llevaba en mi interior no fue un espacio demasiado laargo de tiempo, pero si intenso y sobre todo doy las gracias por haberse cruzado en mi camino tan buenos maestros.
      Por lo demás tendrás que tener un poco de paciencia, considero indispensable para el blog contar todo nuestro inicio

      Eliminar
    2. Fantastico amiga, sencillamente fantastico. Vicio a raudales,combinado con una humillacion brutal. El tipo de perversiones que me gustan y de las que tanto hemos hablado.

      Eliminar
  2. Hola Dom Latex, sabía que te gustaría esta parte de nuestra iniciación, la continuación crreo que también captará tu interés.
    Efectivamente analizándolo desde la lejaníaa del tiempo pasado, debo reconocer que aquellas humillaciones fueron de un grado alto, cosa que en aquel momento desde mi inexperiencia no las percibí como tales, aunque si que me daba cuenta de que entrábamos en un terreno desconocido para mi.

    ResponderEliminar
  3. Qué decir, Dana!!! Que supongo que tú recordarás con gran satisfacción, alborozo y excitación este bendito día en que, tras el estreno como cornudo del gorrino colicorta por parte de Jorge, Amo Kun y Ama Dona te ayudaron a seguir avanzando en la degradación y adiestramiento del cabestro afeminado y en su conversión a un ser de mayor utilidad que la que tenía como "hombre" o mejor dicho "medio hombre". Es fantástico ver cómo ya desde el inicio tú no te asustaste ante los castigos que merecidamente recibía la cerdita eunuca, sino que tomabas nota, aprendías, te divertías y te excitabas; y, por otro lado, ya se perciben detalles de lo maricona que es la nenaza cebona que aparece registrada como tu maridín: el hecho de que le gustaba sentir el tacto de la lencería femenina en su repugnante piel porcina ya denota que había en ciernes una putita chupapollas. El hecho de poder disfrutar del relato con sus correspondientes fotos es sencillamente maravilloso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola delfy, que te voy a contar que tu no sepas ya, por supuesto que todos aquellos comienzos de lo que hoy es mi vida, fueron excitantes al mismo tiempo que extraños (hoy ya los veo como normales) y me permitieron abrir mis ojos a tantas nuevas experiencias.
      Para mi marido también fue el comienzo de su caida como hombre hacia una forma de vida más acorde con lo que él realmente merecía.
      La máxima beneficiada he sido yo sin lugar a dudas, pero él también ha alcanzado una forma de vida sin sobresaltos, salvo los que yo le hago pasar, pero por lo demás le he ahorrado la función de pensar o decidir.

      Eliminar